¿Qué hacer con los baños pequeños?

¿Qué hacer con los baños pequeños?

Los cuartos de baño pequeños son, a día de hoy, un grave problema en las casas modernas, ya que son un lugar de paso para muchas personas de la casa en determinados momentos del día, por lo que desde Copesan os vamos a dar unas nociones básicas a la hora de hacer su reforma o al realizar un baño de obra nueva.

Baño pequeño: cuidado en la elección de los materiales de tu cuarto de baño

En primer lugar debemos lanzar una primera premisa: jamás instales azulejo y pavimento de tonos oscuros, lo ideal es instalar azulejos y cerámicas de tonos claros tales como el azul pastel, el blanco, el aguamarina o el coral. Nuestro baño, al utilizar un color claro para paredes, gozará de una mayor amplitud visual, es decir, parecerá mucho más amplio de lo que en realidad es.

Así, sucede lo mismo con la elección del suelo, siendo ideal escoger un tono claro y sufrido para el suelo de tu cuarto de baño, bien sea destonificado o veteado, que a la vez de dar amplitud, permite una limpieza más fácil. La elección del suelo de tu cuarto de baño será esencial en su diseño ya que debe ser un suelo limpio, que dé amplitud pero que también pueda absorber/ repeler el agua que cae de grifos o duchas de manera sencilla.

La clara decisión de los elementos de tu cuarto de baño

A la hora de planificar tu cuarto de baño ideal debemos reconocer que sus muebles, grifería, baño, ducha o inodoro...deben ser, también, de colores claros, para dar mayor amplitud y para ofrecer sensación de pureza (todos sabemos que el cuarto de baño es una de las estancias que más se mancha y estropea con el paso del tiempo en nuestros hogares).

Nuestro cuarto de baño, junto a los elementos en tonos claros, necesita de otros materiales como la madera o los minerales, para ofrecer un toque distinto, con un gran estilo y elegancia, creando un cuarto de baño único y genuino acorde a la modernidad del resto de estancias de la casa.

Entre los elementos principales del cuarto de baño se encuentra el lavabo o mueble de baño que, para la consecución de nuestro cuarto de baño ideal, debería ser suspendido, permitiendo ahorrar espacio y consiguiendo espacio interno similar a los lavabos con pie.

Algunos consejos más para conseguir tu cuarto de baño ideal

Un cuarto de baño pequeño no tiene por qué ser sinónimo de agobio, por lo que cargarlo con elementos innecesarios será tu peor pesadilla. De este modo, con un par de barras toallero o perchas para una toalla de mano, un cesto y algún armario auxiliar suspendido encima del inodoro o en alguna de las paredes vacía, obtendrás todo el espacio que necesitas para almacenar tus productos de higiene y belleza así como las toallas.

¿Te has quedado con alguna duda sobre qué hacer con tu minúsculo cuarto de baño? Ponte en manos de los expertos de Copesan y aprovecha nuestras ofertas de hasta el 40% en los cuartos de baño de nuestra exposición, te ayudaremos a conseguir el cuarto de baño de tus sueños.